Apuesto por la convivencia y la educación cívica

Ayer tarde a última hora, después de un fin de semana muy intenso para mí, para mi entorno y para mi equipo, intentando hacer llegar a todas las personas posibles el proyecto que hemos construido con los ovetenses para nuestra ciudad, pedí a un amigo que me acompañara a sacar al perro y me hiciera las fotos que ilustran este post por dos motivos. El primero es, modestamente, dar un poco de ejemplo. El segundo hablar sobre una de las cosas que más me piden los ovetenses con mascota canina: parques vallados para ellos.

lothar1

Los que tenemos mascota, en mi caso Lothar, sabemos lo que representa en nuestras vidas y en las de nuestras familias. No voy a extenderme en ello. Sólo decir a este respecto que los que no tienen mascota, saben lo que representan las nuestras en su vida y en las de sus familias, si los propietarios del perro no actuamos con la debida educación cívica. Por otra parte, lo que te contaba. Muchos, pero muchos muchos ovetenses, me piden por redes sociales y WhatsApp, y a mi gente en la calle estos días, parques para perros. Ya tenemos tres, en el Campo San Francisco, La Corredoria y Foncalada. Y en proyecto otros tres. Un poco de autocrítica. En algunos casos están pendientes de mejora, instalación de fuente de agua, o de elementos para que las mascotas puedan jugar. Y además tenemos que comunicar mejor su existencia, porque mucha gente que desea acudir a ellos no los conoce.

Y ahora algo muy importante. Mi perro no se da cuenta de que si deja un “regalito” en la calle, puede pisarlo otro ciudadano, o un niño. Yo si. Por eso yo siempre recojo, que con las baldosas flojas ya tenemos bastante en el suelo…

lothar2

Después de que me tomaran las fotos ayer noche, esta mañana me entraba en el WhatsApp (602 21 21 14) un mensaje pidiéndome multas para los dueños de mascotas que no recogen, o que los dejan sueltos en parques con niños… Comentaba la persona remitente, y me lo han dicho muchas veces, que debemos hacerlo y de manera dura. Sinceramente, creo más en la educación para adultos y no relacionada con el conocimiento, sino con la actitud cívica, como te contaba la entrada anterior a esta.

No quiero ser el Alcalde de una ciudad donde la Policía Local tenga que perseguir a los dueños de perros. Quiero serlo de una en la que los dueños de perros sean conscientes de que hay que tener en cuenta a los demás, y en la que esos dueños tengan lugares especiales habilitados para disfrutar con sus mascotas. Convivencia. Sin más. Por convicción. Y tú, ¿tienes mascota?

16 Comentarios

  1. Estoy totalmente de acuerdo, en que la educación y la concienciación es mucho más efectiva que las multas.

    • Para algunas personas, puede. A otras muchas les resbala todo lo que no les toque el bolsillo. Pasa lo mismo que con el tráfico: mucha gente cumple las normas por miedo a los controles de alcoholemia, los radares y la retirada de puntos, no por miedo a matarse y matar a otros.

    • Beatriz, tienes toda la razón. Es posible, que a muchos les resbale, la campaña de concienciación y educación en este aspecto. Más abajo, puse otro comentario, de lo que le pasó a una señora bastante mayor.

      Un cordial saludo.

  2. Me parece muy bien q nosotros mismos teniamos q tener el suficiente civismo de recogerlo pero como pusieran alguna multa nadie lo iba a dejar sin recoger

    • Yo estoy de acuerdo con el Sr. Alcalde, en no convertir Oviedo en un estado Policial y perseguir a los dueños de los perros. Pero también creo com tú maria jise, que a mas de una, dos y tres personas, una campaña de concienciación y educación cívica en el tema que nos ocupa, les va a dar igual.
      Es como por ejemplo aparcar en zona azul. Yo se la normativa a seguir y que tengo que pagar a determinadas horas. Pero también se que las personas que no siguen la normativa, se encuentran cuando llegan al vehículo una multa y que para otra vez , seguro respetarán las normas y no por ello veo que Oviedo se haya convertido en un estado policial.

      La verdad que es un tema delicado, y creo que de difícil solución.

      Un cordial saludo.

  3. Hola, yo tengo una tienda y todos los días veo personas cívicas que con su compañero de cuatro patas van a pasear y recogen el “regalito” que deja su amigo ,pero la mayoría no los recoge ,es más yo habeces por no decir todos los días tengo que limpiar,fregar quitar el ” regalito” de otras personas ,esto me supone una media hora de mi día gastado en hacer cosas que deberían haber hecho otras personas ,yo tengo perro ,se llama Zar y no tengo miedo de que me persiga ningún policía,ya que recojo todos los “regalos” que mi Zar deja en los espacios públicos,sólo digo que las personas que son cívicas no deben tener miedo a que ningún policía les persiga ,muchas gracias.

    • Totalmente de acuerdo Sole….yo tengo una pequeña mascota un chihuahua Nano y ningún trabajo me cuesta recoger su regalito,lo de hacer pipi, eso me cuesta mas trabajo controlárselo, pues cuando menos me doy cuenta ya esta haciendo pipi, eso, si, si me doy cuenta procuro que no sea a la puerta de ningún lugar publico como tiendas ,bares etc .

  4. Buenos dias Sr, Agustin, como Carbayon estoy de acuerdo con tus ideas, son innovadoras, reales y directas a la ciudadania.
    Para el tema de las cacas de los canidos, hay una solucion, todos los dueños de perros del municipio y concejo de Oviedo, ya que tienen chip los animales, cogerles una muestra de las cacas.
    Cuando los agentes encuentren dichas cacas, que los veterinarios o un laboratori que colabore con ese proyecto analice el adn, sale el perro causante se coteja com la base de datos y se multa al dueño mas sumandole los gastos del analisis, es mi propuesta para que ,i ciudad siga limpia y asi por miedo a las sanciones, los dueños incivicos, se vuelvan mas RESPONSABLES.

  5. Como exdueña de una pequeña mascota, que ya no esta entre nosotros, se la compañía y la importancia que tienen en nuestras vidas, y que no hay perros malos sino dueños que no han sabido educar a sus canes.
    Como madre de dos niños pequeños de 6 y 5 años, en una ocasión tuve que enfrentarme en un parque en el barrio de Teatinos, a dos dueños de dos perros de gran tamaño. Corrían sueltos y sin vozál. Con lo cual los perros depositan sus regalos en las zonas verdes por donde corren los niños sin que los dueños se percaten o las recojan. Pero lo que me llevo al enfrentamiento fue ver como los perros alzaban sus patas a la fuente de agua y lamian el pitorro por donde salia el agua, dejando allí sus babas. Fuente donde beben los niños ( supongo que ningún dueño de mascota beberá agua del plato donde lo hace ella, no se porque los niños si tienen que hacerlo)ante la desidia de sus dueños, los cuales ante mi protesta contestaron que no tenían ninguna enfermedad y poco menos que insinuaron que era una histérica y que llevase una botella de agua YO para mis hijos.
    Para estos incívicos ( q no solo no cumplen la normativa de vozál y correa, sino que encima nos dejan la ciudad hecha un asco) yo si pido multas o sanciones, lo mismo que para mi si me salto un stop o aparco en un sitio reservado a personas con problemas de movilidad, y si no se quiere sancionar económicamente, que se les obligue a ir a unos cursos de convivencia ciudadana y sino asisten sanción en dinero.

    • Alejandra Mérida

      19 mayo, 2015 at 3:39 pm

      Señora y los yonkis cuando beben de la fuente no le da asco? Y cuando están las palomas encima de la fuente? Llenas de pulgas garrapatas y sin vacunar? Y usted dice que le gustan los perros? Le gustaba el suyo y pequeños a los grandes que los gaseen….. Me parece increíble…..

  6. Alcalde, tienes razón, desde luego.
    Por pedir algo, a veces haría falta un control puntual para ver si algo se puede hacer para presionar a aquellos que insisten en no ser lo suficientemente cívicos. Todos los días, en la calle Félix Aramburu -que ya huele mal por no sé qué motivo, a cloaca, por la mañana…- , en la acera derecha según se baja hacia González Besada hay un buen puñado de “regalitos”. Se ven todos los días, y a lo largo de la jornada pues se puede Vd. imaginar qué desastre de calle. Creo que habría que intentar hacer un control y descubrir quién hace “lo mismo” “todos los días”.
    ¿No le parece? En fin. Sé que es un caso. Pero verlo todos los días es un poco desesperante.
    Gracias por la atención.

    m.

  7. Lo que no veo normal, es en este lugar para las mascotas de Foncalada, la semana pasada a eso de las nueve de la mañana un señor que entro con su mascota, se encontró con unas pastillas de veneno..A eso no hay derecho ,yo ando en tensión por la calle por lo que pueda comer sin darme cu7enta mi pequeña mascota…….Creo eso tendría que ser multado,ademas no era en la calle ni en un parque publico,era en un parque en Foncalada para perros…Asustada estoy también con los humanos—

  8. En Oviedo como en otras ciudades la existencia de mascotas va en aumento, y ello, genera nuevas situaciones y exigencias, si bien es cierto, que el civismo va siendo común, no está totalmente extendido. No veo mal que se multe, obviamente la represión no es la mejor de las soluciones, pero quizá pueda ser necesaria puntualmente. Finalmente una reflexión, si yo, por tener un vehículo, debo de pagar el Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica, debido a los “gastos” que a la ciudad ocasionan, ¿por qué no se pone un impuesto por perro?, se que lo que digo es impopular, pero 20 €, 30 € por año, no creo que sea una cifra exagerada y se contribuiría a sufragar la limpieza o desinfección ciertas zonas, parques caninos, parques infantiles, etc. Muchas gracias.

    • Alejandra Mérida

      22 mayo, 2015 at 3:02 pm

      Creo señor que se pasa con esa sugerencia…. Xq no pagar tb x cada tele que se tenga en casa como en Italia….. Madre mía….

  9. Totalmente descuerdo con educar a los adulto en vez de abusar con multas pero también es cierto que hay dueños/as que le echan mucho morro al asunto y quizá les viniera bien un escarmiento para que respeten a los demás cogiendo los regalos que deja su mascota. Un saludo

  10. No apuesto ni apostaré nunca por la convivencia mientras llegue a mi casa con mis zapatos, las ruedas de la sillita de paseo de mis hijos, de las bicis, de la silla de mi abuela, del patinete….. con excrementos pegados en todo ello junto o por separado. Tampoco apostaré mientras no pueda pisar ni uno de los céspedes que rodean mi casa ni yo ni por supuesto ningún niño que tenga ganas de jugar al balón porque eso ya no se puede hacer. Tampoco apostaré mientras los animales beban en fuentes diseñadas y financiadas por y para personas que pagan sus impuestos. Vivo en Ciudad Naranco donde hay una plaza a la que todos llamamos “la plaza de los perros”.

Los Comentarios están Cerrados

© 2018 Caunedo Si

Tema por Anders NorenArriba ↑

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.