Ayer un ovetense me pedía en Twitter una sola razón para votar por la candidatura que encabezo en las elecciones del domingo. Le dije que soy un alcalde previsible. Le pedí que me juzgara por lo que he hecho, y comenté con él que creo que Oviedo necesita un plan ambicioso para seguir siendo la mejor ciudad del mundo para vivir que relataba Samantha Chappell en The Telegraph hace unos años, y para seguir mejorando y creciendo. Si me has hablado alguna vez por la calle o en un acto, leído o escrito en Twitter, en la página de Facebook, o en WhatsApp, espero haberte demostrado que me gusta trabajar para eso. Para eso y para ti. Estar cerca de todos los vecinos y sentir cada momento el pulso de una ciudad que, no te lo voy a contar a estas alturas… me apasiona.

DSC_9831

Necesitamos un plan ambicioso porque tenemos que seguir cada día cuidando los pequeños detalles urbanos, y porque tenemos que abordar grandes problemas como los más de 20.000 parados que hay en la ciudad. Nos hace falta un proyecto común, elaborado con la participación de todos los que han querido sumarse, como es OVD 15/25. Necesitamos acertar en las decisiones, con el debate habitual pero por encima de las batallas partidistas y concentrándonos en aquello sobre lo que podemos actuar. Necesitamos hablar de Oviedo, de cuestiones concretas, de barrios y de calles, tanto como mantener el índice 100% de transparencia internacional que hemos logrado en los últimos años.

DSC02950

Soy un alcalde previsible. Y no me da ningún reparo. No improviso. No me muevo por ocurrencias. Creo que los campos de la cultura, el turismo asociado a ella y a las otras muchas virtudes de nuestra ciudad, o la innovación, junto con el emprendimiento, son las áreas clave en nuestro tiempo por las que debemos apostar especialmente para generar empleo y dar trabajo a las personas que ahora no tienen trabajo. Considero que es fundamental que se aborde su promoción desde la base, mejorando en educación y aportando soluciones a los padres y madres trabajadores. Creo que es básico hacer ciudad, no dejar atrás a nadie, mejorar la calidad de vida de nuestros ancianos, fomentar mejor la práctica deportiva, aumentar las ayudas sociales, seguir ayudando a los emprendedores, mantener el nivel de limpieza de Oviedo…

makinas

Los valores y las señas de identidad de Oviedo corren al ritmo de los tiempos. Durante los últimos tres años, modestamente, creo que he logrado imprimir un sello de cambio en nuestra ciudad que sienta las bases del futuro. Tenemos que seguir bajando los impuestos y subiendo las cantidades para becas de comedor. Tenemos que seguir cuidando la joya que es nuestra ciudad, y reforzando todo aquello que tiene un mayor potencial para generar puestos de trabajo. El resumen de mi programa lo puedes encontrar pinchando aquí: (http://pasionporoviedo.com/wp-content/uploads/2015/05/PROGRAMA.pdf) A mí ya me conoces. Y voy a seguir después del lunes peleando por lo mismo. Si me ayudas, será más fácil. Si tienes pasión por Oviedo, no te vas a arrepentir.

Oviedo