Recupero una foto de la feria del Salón del Libro Infantil y Juvenil, que celebró su primera edición en abril del año pasado. Quiero contarte algunas cosas que me han pasado estos días, y otras que pienso respecto a la infancia y la educación. ¿Te interesa el tema? ¿Tienes niños?

ferialibroinfantil

El primer día que se hizo público el número de WhatsApp a través del que puedes comunicarte conmigo, 602 21 21 14, desde Ventanielles un padre me envió la imagen que puedes ver un poco más abajo a la izquierda. No sé para otros. Para mí es un palo, porque tengo la visión de la ciudad perfecta que merecemos y me gusta que los pequeños detalles estén cuidados, como te contaba en una entrada anterior. Tres semanas después, ayer, me envió la imagen que puedes ver un poco más abajo a la derecha. Le he pedido permiso para publicarla y contar esta pequeña historia, y le agradezco mucho que me lo haya dado, porque la sonrisa de su hija simboliza algo en lo que creo firmemente. Los niños y la educación, y por supuesto la conciliación, son pilares para mantener el Oviedo que tenemos y mejorarlo en el futuro.

final columpios

Recibo muchas incidencias a través de las redes sociales o directamente, al caminar por la calle. Intento que se resuelvan lo antes posible porque un problema pequeño para un Ayuntamiento grande como el nuestro, puede ser un problema enorme para una familia. Por eso en el campo de la infancia quiero seguir haciendo un esfuerzo para que haya cada vez más juegos públicos modernos y seguros como los que se van a instalar en Llamaquique y que presentaba hace unos días. Más actividades infantiles en fechas como la Semana Santa o el verano. Más funciones y representaciones en las fiestas. Continuar el modelo de crecimiento y ampliarlo en el ámbito educativo, seguir con el trabajo y el estilo que tienen nuestras Escuelas Infantiles de 0 a 3 años, y buscar siempre la excelencia desde el apoyo comprometido como también ayer me pedían profesores y directores de centros en una reunión.

En el Oviedo que me gustaría, y espero que a ti también, los padres con trabajo y niños no tienen problemas, sino soluciones. Y somos capaces de mejorar el nivel educativo. Ayer me pedían actividades extraescolares bilingües, teatro en inglés, por ejemplo. Se está haciendo en los colegios pero lo tenéis que costear los padres, y todo suma, o mejor dicho, resta a la nómina cuando la hay. Vamos a incorporarlo. Si logramos cierto nivel de inmersión y los pequeños comienzan el aprendizaje de idiomas a edades tempranas, estarán mejor preparados para ese futuro en el que los empleos verdes relacionados con la tecnología, el turismo y la cultura, generan trabajo para que no tengan que irse fuera.

IMG_20150515_222920

Otro detalle de la reunión de ayer tarde. Una administración ágil, un Ayuntamiento al servicio del ciudadano, da también soluciones a los colegios, no les mete en callejones sin salida. Si el Colegio Parque Infantil y el Instituto Monte Naranco son capaces de ponerse de acuerdo para compartir un pequeño salón de actos a duras penas suficiente para uno… ¿sería de recibo que no pudiéramos encontrar una solución para habilitar en el nuevo y gran espacio polivalente de Ciudad Naranco un gran salón de actos que dé servicio a los dos y al barrio? Para mí no.

PD. Me lo comentaban los educadores, y lo había comentado con el padre de Ventanielles que hoy me dio la alegría de compartir conmigo la sonrisa de su hija. Hace falta también educación para mayores. Y no sólo en el sentido de capacitación en informática u otras materias modernas. El tipo de educación que hacer que los columpios duren más. ¿Tú qué harías?