Hace unas semanas, en Zarautz, cuando Nuria chocó con la defensora y cayó al suelo, a todos se nos heló la sangre un segundo. Nos ha aportado muchas cosas esta temporada. Su experiencia, su juego… Pero un poco después, todos y todas estábamos convencidos de que el equipo conseguirá el ascenso en el trascendental partido del sábado. Por Nuria. Y por Oviedo.

equipo1

Hoy en la presentación de la fase de ascenso a División de Honor Femenina del Jofemesa Oviedo, el presidente de la Federación Asturiana de Balonmano, Manuel de la Cámara, me calificaba como un alcalde raro. ¿Lo seré? ¿Te lo parezco?. Lo decía porque conoce muchos en Asturias y en España, y ninguno apoya a los equipos de su ciudad, comentaba, como hago yo. Y a mí que me parece lo más normal…

Sé que a las “guerreras” ahora ya les extraña menos. Pero que caras cuando llegué a Valladolid hace unos años para darles ánimos. Y eso que me había comprometido con Sara García a ir. Ella fue Dama de Honor de la Reina de Asturias en San Mateo, y ya lo habíamos hablado. Pero no me esperaban. Seguro que pensaron que allí estaba el típico político para la foto al que no iban a volver a ver. Ahora sé que dicen que les encanta verme en San Claudio, contra quién sea. Rivales fuertes o débiles. Y que ya no les sorprende que conozca a cada una por el nombre. Si puedo voy. Porque me gusta. ¿Cómo no me va a gustar el balonmano? La intensidad, la rapidez, la pasión…

alcalde partido

Más allá de que es mi deporte. Prieto, uno de los fundadores del club, y que sigue ahora como delegado, me entrenó hace años, aunque no en el equipo cadete del Loyola (85/86) de la imagen que puedes ver un poco más abajo. Me gusta el deporte en general, y en una entrada anterior contaba que suelo ver bastante deporte en directo los fines de semana. Afición sobre todo. Pasión por Oviedo. En el palco del Tartiere es distinto. Si pudiera iría a la grada. Pero creo que es mi obligación representar a la ciudad, con todo lo que conlleva. En los pabellones disfruto más. Allí puedo meterme en el partido y desconectar un rato de la presión cotidiana. También puedo hablar con vecinos de San Claudio, de Pumarín, y de todos los barrios, porque en nuestros equipos deportivos hay ovetenses de muchas zonas, y escuchar el pulso de la ciudad.

balonmano Loyola

No me siento un alcalde raro. Me siento una persona normal, que disfruta con su ciudad, con sus equipos. Me emociona ver a Alicia partiéndose el pecho en cada partido. Una ovetense que lleva toda la vida en el club. Desde la categoría más pequeña, hasta División de Honor, espero, en unos días. El Oviedo Balonmano Femenino (Elósegui, siempre gracias) es un club de cantera. Es un club con la misma pasión que yo. Pasión por Oviedo. Este fin de semana haré lo de siempre que puedo y la agenda no me lo impide. Ir a animarlas y disfrutar con ellas. Aunque estaré en la grada, espero que me sientan muy cerca a la hora del corro, cuando se unan las manos y griten “Un, dos, tres…¡Oviedo!”. ¿Contamos contigo para ayudarlas en el momento decisivo? Es la #HoraDeConseguir