Aprovecho una pausa entre las numerosas actividades que tenemos en nuestra ciudad con motivo del Día del Libro para compartir con vosotros unas letras. Es público que me gusta la lectura, la literatura. Personalmente. Además, soy de los que prefieren los libros en papel. Me gusta comprarlos, tocarlos, tenerlos. También es público que me gusta la tecnología. Y sí, tengo e-book, pero comparto muchas de las ventajas del papel que se apuntan en ViveLibro. He dicho en alguna ocasión además que Oviedo es una ciudad de literatura, de lectores. Incluso, parafraseando a Marilde García en un artículo de hace varios años, “Oviedo, más que un espacio literario, es un género literario”.

Maremagnumfoto

El pasado martes, en el acto del Día de la Creatividad (Oviedo, ciudad con más ideas en IdeasWorldCup, por cierto), dos jóvenes profesores del Colegio Dolores Medio me entregaron el número 2 de la revista Maremágnum, aportando además la dedicatoria de la imagen que acompaña estas líneas y comentarios en los que destacaban el esfuerzo realizado desde el Ayuntamiento por la promoción de la literatura y la cultura. Una revista artístico-literaria de participación libre que incluye prosa y poesía. Tomo prestados unos versos de Rocío Rivero: “Quédate conmigo y te prometo, que hoy será hoy, después de tanto”. En aquel acto dos alumnas del centro escolar me pidieron muebles para la biblioteca. Ya se han hecho las gestiones y están en camino.

marmagnum

Parte de mis primeros pasos en el Ayuntamiento de Oviedo tuvieron que ver con la Red Municipal de Bibliotecas. Tenemos un@s bibliotecari@s que conocen a sus lectores y se precian de recomendarles los libros que les van a interesar. Y los vecinos lo saben y lo aprovechan. Hemos puesto en marcha hace años talleres de lectura y escritura (gracias Fernando Menéndez y todas las personas implicadas). Hemos recuperado el premio Tigre Juan. Hemos potenciado LibrOviedo y generado un salón del libro juvenil e infantil. Apoyamos el bookcrossing. Apoyamos a nuestr@s librer@s. Y seguiremos en el mismo camino. La economía naranja, que para algunos es una entelequia, para otros es una realidad y una demanda que hay que atender. Por convicción. Por Oviedo.

PD. Disculpad si estos días tardo en publicar, o responder en Twitter o Facebook. Me están llegando muchos mensajes a través del WhatsApp y cómo es habitual quiero leer y responder personalmente. Poco a poco, intentaré ir atendiendo a tod@s. GRACIAS!