Ayer tarde a última hora, después de un fin de semana muy intenso para mí, para mi entorno y para mi equipo, intentando hacer llegar a todas las personas posibles el proyecto que hemos construido con los ovetenses para nuestra ciudad, pedí a un amigo que me acompañara a sacar al perro y me hiciera las fotos que ilustran este post por dos motivos. El primero es, modestamente, dar un poco de ejemplo. El segundo hablar sobre una de las cosas que más me piden los ovetenses con mascota canina: parques vallados para ellos.

lothar1

Los que tenemos mascota, en mi caso Lothar, sabemos lo que representa en nuestras vidas y en las de nuestras familias. No voy a extenderme en ello. Sólo decir a este respecto que los que no tienen mascota, saben lo que representan las nuestras en su vida y en las de sus familias, si los propietarios del perro no actuamos con la debida educación cívica. Por otra parte, lo que te contaba. Muchos, pero muchos muchos ovetenses, me piden por redes sociales y WhatsApp, y a mi gente en la calle estos días, parques para perros. Ya tenemos tres, en el Campo San Francisco, La Corredoria y Foncalada. Y en proyecto otros tres. Un poco de autocrítica. En algunos casos están pendientes de mejora, instalación de fuente de agua, o de elementos para que las mascotas puedan jugar. Y además tenemos que comunicar mejor su existencia, porque mucha gente que desea acudir a ellos no los conoce.

Y ahora algo muy importante. Mi perro no se da cuenta de que si deja un “regalito” en la calle, puede pisarlo otro ciudadano, o un niño. Yo si. Por eso yo siempre recojo, que con las baldosas flojas ya tenemos bastante en el suelo…

lothar2

Después de que me tomaran las fotos ayer noche, esta mañana me entraba en el WhatsApp (602 21 21 14) un mensaje pidiéndome multas para los dueños de mascotas que no recogen, o que los dejan sueltos en parques con niños… Comentaba la persona remitente, y me lo han dicho muchas veces, que debemos hacerlo y de manera dura. Sinceramente, creo más en la educación para adultos y no relacionada con el conocimiento, sino con la actitud cívica, como te contaba la entrada anterior a esta.

No quiero ser el Alcalde de una ciudad donde la Policía Local tenga que perseguir a los dueños de perros. Quiero serlo de una en la que los dueños de perros sean conscientes de que hay que tener en cuenta a los demás, y en la que esos dueños tengan lugares especiales habilitados para disfrutar con sus mascotas. Convivencia. Sin más. Por convicción. Y tú, ¿tienes mascota?